Vexílla Regis

Vexílla Regis
MIENTRAS EL MUNDO GIRA, LA CRUZ PERMANECE

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER

LOS QUE APOYAN EL ABORTO PUDIERON NACER
NO AL ABORTO. ELLOS NO TIENEN LA CULPA DE QUE NO LUCHASTEIS CONTRA VUESTRA CONCUPISCENCIA

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN

NO QUEREMOS QUE SE ACABE LA RELIGIÓN
No hay forma de vivir sin Dios.

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

ORGULLOSAMENTE HISPANOHABLANTES

miércoles, 23 de agosto de 2017

JUAN PABLO II, PADRE DEL ECUMENISMO APÓSTATA

Tomado de CATÓLICOS ALERTA.
    
Quien por indiferencia NO se interesa en conocer La Verdad, perecerá, pues su desinterés por salir de su consciente ignorancia le hace culpable…
 
Hermanos Verdaderamente Católicos. Nadie en este mundo está exento de ser engañado. Y más aun tratándose de la presente generación, que deformada en un catolicismo light, hoy es incapaz de reconocer las múltiples y graves formas, NO solo de ir en contra de La Voluntad de Dios, sino de ultrajarle continuamente. La verdad es que desde hace mucho tiempo la mayoría de quienes se confiesan “católicos” percibe a La Iglesia como algo externo a ellos; como a una especie de club del cual son miembros y al que asisten los fines de semana; como a una institución burócrata más, con una clase dirigente y cuyas normas hay que acoger, cualesquiera que ellas sean. Es así como HOY el católico moderno, carente de formación seria y profunda en la fe NO asume las serias implicaciones y responsabilidades que conlleva el ser cristiano católico. NO conoce ni tiene interés alguno por conocer los fundamentos de La Fe Católica, es decir, La Verdad Revelada en Jesucristo Dios, Señor, Rey y Salvador, contenida en Las Sagradas Escrituras y Enseñada por sus Santos Apóstoles; y por esa ignorancia consciente, acoge y promueve cualquier norma sin importar si va en contra de La Verdad Revelada en Jesucristo. El católico moderno deja todo en manos de los directivos de la institución burocrática a que pertenece, pues piensa que esas son funciones de ellos y que a él solo le compete aceptar y obedecer lo que ellos determinen. De modo que para el católico moderno ya NO se trata de SER IGLESIA COMO MIEMBRO ACTIVO DE UNA COMUNIDAD UNIDA EN LA UNICA FE VERDADERA E INMUTABLE, sino de PERTENECER A LA IGLESIA COMO INDIVIDUO PASIVO DE UN GRUPO DISPERSO EN EL AMPLIO Y COMPLACIENTE RELATIVISMO MORAL. Siendo así, el católico moderno rechaza todo aquello que perturbe la falsa paz mundana de que goza, y por eso acoge cualquier norma y/o practica que favorezca, o que por lo menos NO atente, contra lo cómodo de la inmoralidad en que ha elegido vivir. Y es por esto que se niega a reconocer y acoger La Verdad Plenamente, pues sabe muy bien que hacerlo implica el vivir conforme a sus exigencias morales, es decir, EL VIVIR CONFORME A LA VOLUNTAD DE DIOS.
Pues bien, les repito que Nadie en este mundo está exento de ser engañado. Pero permanecer en el engaño después de conocer LA VERDAD es necedad. NO puede ser Verdadero Cristiano Católico quien por puro capricho se niega a aceptar LA VERDAD PLENA. Es absurdo y ridículo que haya quienes repudian a  “Francisco” por hereje mientras veneran a JUAN PABLO II como Santo, cuando los dos son igualmente herejes, blasfemos y sacrílegos.
  
A quienes se preguntan ¿Por qué NO dejan descansar en paz a Juan Pablo II? Les digo que los siervos del mal NO descansan, y menos después de muertos. Juan Pablo II es el antipapa que mayor daño ha hecho y hace a La Iglesia Católica. Juan Pablo II, para seducir, convencer y manipular a las muchedumbres incautas siempre tuvo dos discursos y actitudes: un discurso con amplia difusión mediática de aparente fidelidad a Dios acompañado de un fingido marianismo y fervor eucarístico; y otro discurso sin difusión mediática, el discurso apóstata del luciferino ecumenismo sin Dios acompañado de todo tipo de gestos blasfemos y sacrílegos.
 
Juan Pablo II, con sus luciferinos carisma y encanto, con su poder de seducción y con su capacidad para convencer, HOY como ayer arrastra multitudes por las sendas de la condenación eterna, pues quienes ayer sucumbieron seducidos por su encanto, HOY acogen sus herejías y blasfemias, solo porque él, a quien divinizan e idolatran las promovió.
 
Juan Pablo II, inspirado por el padre del engaño, utilizo todas sus capacidades para forjar, impulsar y promover, como nunca nadie lo ha hecho, EL ADÚLTERO, PROSTITUÍDO E IDÓLATRA ECUMENISMO DE LA SANGRE, CORAZÓN DE LA GRAN APOSTASÍA Y ABORTO DEL LUCIFERINO-JUDEO-MASÓNICO CONCILIO VATICANO II.
EN EL ECUMENISMO DE LA SANGRE LA SALVACIÓN ES POSIBLE EN LAS FALSAS RELIGIONES, INCLUSO EN LAS ABIERTAMENTE DEMONÍACAS COMO EL VUDÚ; EN El ECUMENISMO DE LA SANGRE LOS ATEOS TAMBIÉN SE SALVAN, PUES NO ES NECESARIO CREER EN DIOS PARA IR AL CIELO; EN EL ECUMENISMO DE LA SANGRE NO ES NECESARIO CREER EN DIOS UNO Y TRINO NI RECIBIR A JESÚS SACRAMENTADO PARA SER SALVO.
Y por esto último, el ecumenismo de la sangre se constituye en el corazón de La Gran Apostasía, pues al afirmar que NO ES NECESARIO CREER EN DIOS UNO Y TRINO NI RECIBIR A JESÚS SACRAMENTADO PARA SER SALVO, LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN PROFETIZADA POR DANIEL SE HA ESTABLECIDO Y LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO HA CESADO EN TODO INDIVIDUO, TEMPLO Y LUGAR BAJO EL CONTROL Y LA AUTORIDAD DEL ACTUAL GOBIERNO VATICANO.
   
Y LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN SE HA ESTABLECIDO PORQUE CON “FRANCISCO”, AL ECUMENISMO SIN DIOS SE LE HA CONFERIDO CARÁCTER OFICIAL, PÚBLICO CONOCIMIENTO Y OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO. De modo que por ser de público conocimiento, HOY nadie que se llame católico, puede ignorar que con la oficialización y obligatoriedad del ecumenismo sin Dios se ha establecido la abominación de la desolación profetizada por Daniel. Y la ignorancia consciente, es decir, la ignorancia como consecuencia del total desinterés por conocer La Verdad NO NOS EXCULPA ANTE DIOS.
  
De modo que ya pueden comprender porque JUAN PABLO II ES EL PADRE DEL ECUMENISMO APÓSTATA, pues fue él quien dedico toda su inteligencia, toda su energía, todo su trabajo, todo su esfuerzo y toda su influencia para cultivarlo, impulsarlo y promoverlo. Juan Pablo II, cumplió así con la misión más importante que Lucifer pueda haber confiado a un siervo suyo sobre esta tierra en aras que su principal objetivo se cumpla: LA POSTRACIÓN DE LA HUMANIDAD A SUS PIES RINDIÉNDOLE ADORACIÓN.
 
Y a quienes se preguntan ¿De qué manera se da la influencia de Juan Pablo II en el mundo de hoy? Les digo que su influencia HOY es inmensa, en parte como fruto de sus acciones pasadas y también como resultado de situaciones ocurridas después de su muerte. Por ejemplo: Juan Pablo II fue abierto impulsor y promotor de LA DICTADURA LUCIFERINA DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL CON UNA SOLA IGLESIA ECUMÉNICA MUNDIAL, esa que gracias a su labor ya es una realidad y que HOY lidera “Francisco”.
 
Otro ejemplo de cómo Juan Pablo II influye en el mundo actual es el supuesto atentado de que fue víctima un 13 de mayo, día de La Virgen de Fátima. Digo supuesto atentado, porque las conspiraciones vaticanas en aras de siniestros propósitos NO son un secreto para nadie. Es así como conspiraron para asesinar a Juan Pablo I por revelarse contra la judeo-masonería vaticana; y así también, durante el pontificado del masón Juan XXIII, conspiraron para desaparecer a la enclaustrada Sor Lucia de Fátima, remplazándola por una impostora AMANTE DE LAS CÁMARAS Y LA POLULARIDAD con el fin de poder hacer público el falso tercer secreto de Fátima silenciando EL VERDADERO TERCER SECRETO DE LA VIRGEN SOBRE LA GRAN APOSTASÍA. De modo que el atentado contra Juan Pablo II pudo ser una conspiración más, para prácticamente divinizarlo como protegido especialísimo de La Santísima Virgen María, haciendo así que la muchedumbre lo idolatrara, estando dispuesta a acoger todo lo que en adelante el promoviera, SOBRE TODO EL ECUMENISMO APÓSTATA SIN DIOS.
  
Y NO olvidemos que Juan Pablo II manipuló El Santo Rosario enseñado por La Santísima Virgen María a Santo Domingo de Guzmán, agregándole “los misterios luminosos”, que por bonitos que sean NO SON VOLUNTAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN. Pero para quienes idolatran a Juan Pablo II la voluntad de La Virgen NO importa. Otra manera en que Juan Pablo II influye en el mundo de hoy tiene que ver con el uso que el mismo Lucifer hace de su imagen, pues en charlas con exorcistas como el ya fallecido Padre Gabrielle Amorth, Satanás exalta a Juan Pablo II diciendo que por su “santidad” le teme y NO resiste que le invoquen, siendo tal la malicia manipuladora de Satanás que dice lo mismo de Benedicto XVI. Al respecto es bueno saber que ningún exorcista debe entablar conversaciones con Satanás, pues como astuto padre de la mentira que es, siempre va a intentar engañarlo para promover el error. Recordemos que Jesucristo nunca entabló charlas con Satanás sino que le citó Las Escrituras, pues con el padre de la mentira NO se entabla conversación sino que se le exorciza y punto. Ahora, con esta exaltación que Satanás hace de Juan Pablo II y Benedicto XVI lo que busca es legitimar entre los incautos y necios las herejías, blasfemias y sacrilegios que estos enseñan y promueven.
  
Otra forma en que Juan Pablo II influye en el mundo de HOY es mediante su afirmación de que MEDJUGORJE ES LA CONTINUACIÓN DE FÁTIMA, pues de este modo valida cualquier mensaje contrario a La Verdad que Lucifer revele en esa falsa aparición mariana. SEPAN QUE PARA ENGAÑAR Y CONFUNDIR, LUCIFER REVUELVE EN SUS MENSAJES VERDADES CON MENTIRAS; Y SEPAN TAMBIÉN QUE EN MEDJUGORJE LUCIFER HA REVELADO MENSAJES A FAVOR DEL ECUMENISMO APÓSTATA… ¡QUÉ CASUALIDAD! ¿CIERTO? …Y QUÉ CASUALIDAD QUE TAMBIEN EN LAS LUCIFERINAS APARICIONES DE GARABANDAL (las de los videntes contorsionándose y retorciéndose como posesos, caminando para atrás y haciendo triviales shows de adivinación) “LA VIRGEN” EXALTE A JUAN PABLO II… 
  
Otra forma en que Juan Pablo II influye en el mundo de HOY es mediante la acelerada y controvertida beatificación y canonización de que fue objeto, pues esta es una razón más para que HOY necios e incautos acojan las herejías, blasfemias y sacrilegios que enseño y promovió. Y ¿Quiénes beatificaron y canonizaron aceleradamente a Juan Pablo II? PUES BENEDICTO XVI Y “FRANCISCO” ¡OTRA CASUALIDAD! ¿CIERTO? Y la celeridad por canonizar a Juan Pablo II (sin merito alguno) contrasta con la lentitud para canonizar a los pastorcitos de Fátima (niños que por su santidad hablaron con La Santísima Virgen María)… y a propósito y siguiendo con las casualidades ¿por qué canonizar a los pastorcitos ahora, en el “pontificado” de “Francisco”? pues muy sencillo, para que los necios e incautos tengan una “justificación” más para abrazar La Gran Apostasía, pues si “Francisco” canonizó a los pastorcitos es porque todo lo que hace y dice es bueno…
  
Pues sepan que todo aquel que NO se distrae con las cosas del mundo puede ver la acción de Dios y también las maquinaciones de Lucifer. Como las maquinaciones relacionadas con Juan Pablo II, cuando Lucifer se presenta a Sor Faustina Kowalska, compatriota de Juan Pablo II, y la instruye sobre la “DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA” prohibida por el Papa Pío XII por promover la LUCIFERINA MISERICORDIA GRATUITA, es decir, misericordia sin arrepentimiento ni penitencia, sin culpa, sin expiación, sin dolor por los pecados ni reparación. Además, en los mensajes revelados por Sor Faustina, “Jesús” la exalta por encima de Los Santos, por encima de La Virgen María y por encima de los Ángeles, en una clara burla de Lucifer quien alimenta el orgullo, la soberbia y la arrogancia de esta monja disociada. ¿Y quién aprobó e impulso la luciferina devoción a “la divina misericordia” recibida por Sor Faustina y prohibida por el Papa Pío XII? PUES JUAN PABLO II. Y QUÉ CASUALIDAD QUE ESTA FALSA DEVOCIÓN A “LA DIVINA MISERICORDIA” SEA EXLATADA POR “FRANCISCO” Y PUESTA COMO FUNDAMENTO DE SU “JUBILEO DE LA MISERICORDIA GRATUITA”… pues sepan que NO se trata de casualidad sino de la clara maquinación de Lucifer… Pero el asunto NO termina aquí, Juan Pablo II, además de levantar la prohibición hecha por el Papa Pío XII a “la devoción a la divina misericordia” CANONIZÓ A SOR FAUSTINA DURANTE EL AÑO 2000 Y PROCLAMÓ LA FIESTA A LA DIVINA MISERICORDIA.
  
Y el detalle más escalofriante en los mensajes de Lucifer a Sor Faustina está en que a través de ella anunció el pontificado de su siervo Juan Pablo II con estas palabras: “quiero a Polonia de una manera especial. Si es fiel y dócil a mi voluntad, la elevaré en poder y santidad, y de ella saltará la chispa que preparará el mundo para Mi última venida”. JUAN PABLO II ES PUES, LA CHISPA QUE SIN DUDA ALGUNA PREPARÓ AL MUNDO PARA LA VENIDA DEL ANTICRISTO. Y ES QUE ESO FUE JUAN PABLO II, UNA CHISPA QUE SALIDA DEL MISMO INFIERNO IMPULSÓ Y PROMOVIÓ EL ADÚLTERO, PROSTITUIDO E IDÓLATRA ECUMENISMO DE LA SANGRE, CORAZON DE LA GRAN APOSTASIA Y ABORTO DEL LUCIFERINO-JUDEO-MASÓNICO CONCILIO VATICANO II. ECUMENISMO CON EL CUAL YA SE HA ESTABLECIDO LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN PROFETIZADA POR DANIEL.

Hermanos, ya para terminar les digo que CON EL ESTABLECIMIENTO DE LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN, ES DECIR, CON EL ESTABLECIMIENTO DEL ECUMENISMO APÓSTATA, EL SACRIFICIO PERPETUO HA SIDO SUPRIMIDO. De modo que es hora de apartarse de los individuos, los templos y los lugares bajo en control y autoridad del gobierno vaticano, PUES LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO HA CESADO EN ELLOS. Y ante la supresión del Sacrificio Perpetuo La Plegaria Eucarística ha cesado en su efecto. EN OTRAS PALABRAS, ALLÍ EL PAN Y EL VINO YA NO SE CONVIERTEN EN EL CUERPO Y LA SANGRE DE JESUCRISTO.
…TODO SACERDOTE QUE NO SE MANIFIESTE PÚBLICAMENTE CONTRA LAS HEREJÍAS, BLASFEMIAS Y SACRILEGIOS DEL GOBIERNO VATICANO ES UN SACERDOTE CÓMPLICE DE APOSTASÍA Y POR LO TANTO TAMBIÉN ES APÓSTATA. TODO SACERDOTE QUE ADMINISTRE LA COMUNIÓN EN UNA SOLA DE SUS ESPECIES Y DE PIE Y EN LA MANO ES UN SACERDOTE SACRÍLEGO Y BLASFEMO. TODO SACERDOTE QUE INCLUYA EN SUS INTENCIONES A “FRANCISCO” COMO PAPA, ES UN SACERDOTE CÓMPLICE DE APOSTASÍA. TODO SACERDOTE QUE NO COMBATA ABIERTAMENTE EL LUCIFERINO ECUMENISMO SIN DIOS, ES UN SACERDOTE APÓSTATA. … SOMOS TESTIGOS Y PROTAGONISTAS EN EL FINAL DE LOS TIEMPOS, Y NO ES TIEMPO PARA EL COBARDE SILENCIO DEL RESPETO HUMANO.
 
NO ES TIEMPO PARA “LA TOLERANCIA” COMO INDIFERENCIA, PERMISIVIDAD Y COMPLICIDAD CON EL PECADO Y LA INMORALIDAD. A LA VERDAD, QUIEN ES JESUCRISTO, SE LE PROCLAMA Y SE LE DEFIENDE CON CLARIDAD Y FIRMEZA, SIN MUNDANA, HIPÓCRITA Y CONVENIENTE DIPLOMACIA. HOY EL VERDADERO CRISTIANO CATÓLICO SE RECONOCE A SÍ MISMO COMO PARTE ACTIVA DEL PEQUEÑÍSIMO RESTO FIEL, DEL REMANENTE QUE PERMANECE EN COMUNIÓN DE FIDELIDAD Y OBEDIENCIA CON LA VERDAD REVELADA EN JESUCRISTO DIOS, SEÑOR, REY Y SALVADOR, CONTENIDA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y ENSEÑADA POR SUS SANTOS APÓSTOLES.
HOY EL VERDADERO CRISTIANO CATÓLICO SE RECONOCE A SÍ MISMO COMO CIUDADANO DEL CIELO, COMO EL SOLDADO DE JESUCRISTO, QUE COMANDADO POR EL GLORIOSO ARCÁNGEL SAN MIGUEL Y POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, COMBATE LAS HEREJÍAS, LAS BLASFEMIAS Y LOS SACRILEGIOS CON LAS ARMAS DE LA FE, MARCHANDO VICTORIOSO Y SIN TEMOR ALGUNO HACIA LA CASA DEL PADRE, PUES ES JESUCRISTO DIOS, SEÑOR, REY Y SALVADOR QUIEN LE DICE: “Sé fiel hasta la muerte, y Yo Te Daré La Corona de la Vida Eterna” (Apocalipsis 2,10).
 
Y ante la supresión del Sacrificio Eucarístico, Nuestra Señora , Reina y Madre, La Santísima Virgen María, nos dejo dicho en los pastorcitos de Fátima que dos son LOS ÚLTIMOS REMEDIOS que Dios da al mundo; EL SANTO ROSARIO Y LA DEVOCIÓN A SU INMACULADO CORAZÓN. DE MODO QUE, POR FAVOR, CONSAGRÉMONOS AL INMACULADO CORAZÓN DE NUESTRA SANTÍSIMA MADRE Y RECEMOS EL SANTO ROSARIO COMPLETO TODOS LOS DÍAS: MISTERIOS GOZOSOS EN LA MAÑANA; MISTERIOS DOLOROSOS EN LA TARDE Y MISTERIOS GLORIOSOS EN LA NOCHE. Y al terminar cada parte del Santo Rosario continúen con dos oraciones que el ángel le enseño a los pastorcitos en Fátima, y quien pueda hágalo como él lo hizo (de rodillas y con la frente inclinada hacia el suelo):
“¡Dios mío, yo creo en ti, yo te adoro, yo te espero y yo te amo; te pido perdón por los que no creen en ti, no te adoran, no te esperan y no te aman. (Tres veces).
   
Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con los que El es ofendido. Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pecadores”. Amén
 
Que Nuestro Señor Jesucristo nos bendiga, nos ilumine y guarde nuestras almas para la Vida Eterna. Amén.
  
Nelson Reynaldo Suárez Villamizar
Licenciado en Ciencias Religiosas
Pontificia Universidad Javeriana
Predicador Católico

martes, 22 de agosto de 2017

LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA ES EL ARCA DE LA NUEVA ALIANZA

Tomado de VATICANO CATÓLICO
 
LA BIBLIA ENSEÑA QUE MARÍA ES EL ARCA DE LA NUEVA ALIANZA
   
María Santísima es el Arca del Nuevo Testamento
 
Ahora vamos a ver que la Biblia, sin duda, identifica a María como el Arca del Nuevo Testamento. Identifica a María como el Nuevo Testamento contrapartida al Arca del Antiguo Testamento. María es la nueva y mayor cumplimiento de lo que fue prefigurada por el Arca del Antiguo Testamento. Esta información es una de los más importantes y reveladores sobre el profundo oficio de María.
  
Dado a que lleva a cuestas y representa la presencia de Dios, el Arca de la Antigua Alianza/Testamento era la cosa más santa y más poderosa de la Tierra fuera del Dios mismo. El Arca de la Alianza era un cofre sagrado que contenía las tablas de piedra de los Diez Mandamientos (Deuteronomio 10, 5). El arca llevaba y representaba la presencia espiritual de Dios en la Tierra. Cuando Dios le habló a Moisés, era de entre los dos querubines que estaban en el Arca.
Números 7, 8-9: “Y cuando entraba Moisés en el tabernáculo de la congregación, para hablar con Él [Yahveh], oía la voz que le hablaba de encima del propiciatorio que estaba sobre el Arca de la Alianza, de entre los dos querubines; y hablaba con Él”.
  
Éxodo 25, 21-22: “Y pondrás el propiciatorio sobre del Arca, y en el Arca pondrás el testimonio que yo te daré. Y de allí me encontraré contigo, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el Arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel”.
  
Miremos ahora como la Biblia identifica a María como el Arca del Nuevo Testamento.
 
El Arca de la Antigua Alianza contenía la palabra escrita de Dios (Deut. 10, 5). La Virgen María contenía el Verbo de Dios hecho carne, Jesús (Juan 1, 1)
  
Jesucristo es el Verbo de Dios hecho carne (Juan 1, 1). Entonces, así como el Arca de la Antigua Alianza contuvo la escrita palabra de Dios, María (siendo el Arca de la Nueva Alianza) contuvo el Verbo de Dios hecho carne.
Apocalipsis (Revelación) 19, 13: “… y [Jesús] viste un manto empapado en sangre y tiene por nombre Verbo de Dios”.
El Arca de la Antigua Alianza fue «cubierto» por el poder y la presencia de Dios: “Entonces la nube cubrió el tabernáculo de la reunión, y la gloria de Dios llenó la habitación” (Éxodo 40, 34-35)
La Virgen María fue «cubierta» por el poder y la presencia del Altísimo: “Y la virtud del Altísimo te cubrirá con su sombra” (Lucas 1, 35)
  
El tabernáculo fue construido para contener el Arca santa (Éxodo 40, 2-3). Cuando Dios bajaba sobre el tabernáculo y el Arca para hablar con Moisés, leemos en Éxodo 40, 34-35 que la nube de la gloria o de la presencia visible de Dios (llamada «Shekinah», שְׁכִינָה) lo «cubrió». La palabra poco frecuente que se utiliza para describir cómo esta presencia singular de Dios «cubrió» el Arca es ἐπισκιάσει (episkiasei) en la traducción griega del Antiguo Testamento. 
Éxodo 40, 34-35: “Entonces una nube cubrió el tabernáculo de la congregación, y la gloria de Yahveh llenó el tabernáculo. Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de la congregación, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Yahveh lo tenía lleno”.
   
Cuando fue dedicado el Tabernáculo, la gloria de Dios lo cubrió en tal forma que ni Moisés podía entrar en él.
  
La misma palabra «episkiasei» se utiliza en el griego del Nuevo Testamento para describir cómo la presencia de Dios «cubrió» la Virgen María. La Biblia utiliza este lenguaje sólo sobre el Arca y sobre María:
Lucas 1:35- “Y respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también lo Santo que de ti nacerá, será llamado el Hijo de Dios”.
   
La Encarnación del Hijo de Dios en el seno virginal de María Santísima implica que Su presencia descendió y tomó posesión de Ella.
   
La implicación evidente es que la presencia de Dios cubre con su sombra a María y baja sobre ella –ya que es la Nueva Arca– al igual que cubrió el Arca de la Antigua Alianza. Esto revela que María, mientras que sólo una criatura e infinitamente menos que Dios, es la nueva Arca. Por lo tanto ella tiene una relación única con Dios, una santidad, santificación y poder únicos.
   
LA EVIDENCIA SORPRENDENTE DE II SAMUEL 6 Y DE LUCAS 1 QUE MARÍA ES EL ARCA DE LA NUEVA ALIANZA
  
Tengamos en cuenta el paralelismo sorprendente que la Escritura nos da entre lo que sucedió con el Arca de la Antigua Alianza en II Samuel 6 (II Reyes 6 de la Biblia Católica), y lo que sucedió con la Santísima Virgen María, el Arca de la Nueva Alianza, en el capítulo 1 del Evangelio de Lucas. II Samuel 6 es la historia más completa de la Biblia sobre el Arca de la Antigua Alianza. Lucas 1, es la historia más completa de la Biblia acerca de la Santísima Virgen María.
  
David delante del Arca – Isabel delante de María
Ante el Arca de la Antigua Alianza: “Se atemorizó entonces David del Señor y dijo: ¿Cómo vendrá a mí el Arca del Señor?”. (II Samuel 6, 9)
   
Ante la Virgen María: “[Y dijo Isabel] ¿De dónde que venga a mí la madre de mi Señor?”. (Lucas 1, 43)
David dice: “¿Cómo vendrá a mí el Arca del Señor?”, mientras que Isabel pregunta: “¿De dónde que venga a mí la madre de mi Señor?”. Isabel le dice a María lo mismo que dijo David acerca del Arca porque María es el Arca de la Nueva Alianza. La única diferencia entre las dos preguntas es que literalmente se usa “madre” en donde se dice Arca. La Biblia nos está diciendo que la madre del Señor = el Arca. Esto se confirma despejando toda duda cuando avanzamos en la historia.
David saltó delante del Arca: “Cuando el Arca de Yahveh llegó a la ciudad de David, Micol, hija de Saúl, miró por la ventana: y al ver al rey David saltando y danzando delante de Yahveh…”. (II Samuel 6, 16)

El niño saltó en la presencia de María: “Así que Isabel oyó el saludo de María, exultó el niño [Juan el Bautista] en su seno, e Isabel se llenó del Espíritu Santo… porque así que sonó la voz de tu salutación en mis oídos, saltó de gozo el niño en mi seno”.
  
El Arca se quedó por tres meses: “Tres meses estuvo el Arca de Yahveh en la casa de Obededom geteo, y Yahveh le bendijo a él y a toda su casa”. (II Samuel 6, 11)
María (el Arca) se quedó por tres meses: “María permaneció con ella como unos tres meses y se volvió a su casa. Le llegó a Isabel el tiempo de dar a luz, y parió un hijo”. (Lucas 1, 56-57)

En II Samuel 6, leemos que el Arca se quedó con Obededom geteo por tres meses. Del mismo modo, en Lucas 1, leemos que María (el Arca de la Nueva Alianza) se quedó con Isabel por tres meses.
   
II Samuel 6, 11 también menciona que el Señor bendijo a Obededón y a su casa el tiempo en que estuvo el Arca. La “bendición” en la Escritura indica frecuentemente una descendencia fecunda. En este hecho vemos otro paralelo en Lucas 1 sobre María. Porque Lucas 1, 57 nos dice que después que María se quedó con Isabel, el Señor bendijo a su casa con el nacimiento de un niño, Juan el Bautista.
Esto ocurrió cuando David fue a buscar el Arca de Judá: “Y acompañado de todo el pueblo congregado tras él, [David] se puso en camino para Baalat de Judá, para buscar el Arca de Dios, sobre la cual se invoca el nombre de Yahveh de los ejércitos, sentado entre dos querubines”. (II Samuel 6, 2)
  
María (el Arca) fue a Judá: “En aquellos días se puso María en camino y con presteza fue a la montaña, a una ciudad de Judá, y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel”. (Lucas 1, 39-40)
  
Como leemos aquí, estos increíbles paralelos ocurrieron cuando David salió de la montaña de Judá para buscar el Arca (II Samuel 6, 2), y cuando María, el Arca de la Nueva Alianza, fue a la montaña de Judá (Lucas 1, 39).
El Apocalipsis también indica que María es el Arca de la Nueva Alianza: “Se abrió el templo de Dios, que está en el cielo, y se dejó ver el Arca del Testamento en su Templo, y hubo relámpagos, y voces, y rayos, y un temblor, y granizo fuerte. [12, 1] Apareció en el cielo una señal grande, una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas”. (Apocalipsis 11, 19 - 12, 1)
  
La Biblia no fue escrita indicando capítulos o versículos. No fue sino hasta el siglo XII que la Biblia fue dividida en capítulos y versículos. Por lo tanto, el autor del Apocalipsis, el Apóstol San Juan, escribió lo que comienza en el capítulo 12 continua e inmediatamente después que termina el capítulo 11. Y en el final del capítulo 11, leemos que el Arca del testamento/alianza de Jesús fue vista en el cielo. El siguiente versículo es Apocalipsis 12, 1. Por lo tanto, las palabras que terminan el capítulo 11 son seguidas inmediatamente de las palabras con que comienza el capítulo 12, sin ninguna división.
  
Esto significa que la aparición del Arca de la alianza de Jesús justo al final del capítulo 11 ―“se dejó ver el Arca del Testamento de su Templo” (Apoc. 11, 19)― se explica inmediatamente por la visión de “la mujer” vestida de sol, con que comienza el capítulo 12, justo el versículo siguiente (Apoc. 12, 1). Esto indica que “la mujer” vestida de sol, que llevaba a la Persona Divina en su seno (la Virgen María), es el Arca del Nuevo Testamento.
El Arca contenía el maná del desierto: “… el arca de la alianza, cubierta toda ella de oro, y en ella un vaso de oro que contenía el maná, la vara de Aarón, que había reverdecido, y las tablas de la alianza”. (Hebreos 9, 4)
  
María contenía el maná del cielo (Jesús): “Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron. Yo soy el pan vivo bajado del cielo, para que el que lo coma no muera. Yo soy el pan vivo bajado del cielo… el pan que yo le daré es mi carne, para la vida del mundo”. (Juan 6, 48-51)
   
No cabe duda que el maná del desierto (Éxodo 16) prefigura a Jesús como el pan de vida. Jesús hace una conexión entre los dos en Juan capítulo 6. Él hace referencia al maná del desierto, y luego dice que su carne es el verdadero maná. Bien, el maná del desierto fue colocado dentro del Arca de la Antigua Alianza. Ello prefigura a Jesucristo mismo (el verdadero maná del Nuevo Testamento) que estuvo contenido en el seno de María, la madre de Jesús.
  
En Hebreos 9, 4, también leemos que la vara de Aarón fue colocada dentro del Arca de la Antigua Alianza. En Números 17 leemos que esta vara floreció para confirmar al verdadero sumo sacerdote. La vara de Aarón entonces significa el verdadero sumo sacerdote. En el Nuevo Testamento, Jesús es descrito como el verdadero sumo sacerdote [también llamado pontífice].
Hebreos 3, 1: “Vosotros, pues, hermanos santos, que participáis de la vocación celeste, considerad al Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra confesión, Jesús”.
  
Véase también Hebreos 6, 20, Hebreos 9, 11, y otros pasajes que también prueban que Jesús es el verdadero sumo sacerdote. La conclusión ineludible es que la vara de Aarón que fue colocada dentro del Arca prefiguraba a Jesucristo, el verdadero sumo sacerdote, quien estuvo contenido en el vientre de María (el Arca de la Nueva Alianza).
  
No hay absolutamente ninguna duda de que el Nuevo Testamento indica que María es el Arca de la Nueva Alianza. Esta evidencia es innegable.
  
PUESTO QUE MARÍA ES EL ARCA DE LA NUEVA ALIANZA, ELLO SIGNIFICA QUE ELLA ES LO MÁS SAGRADO EN LA TIERRA FUERA DE JESUCRISTO
  
El Arca de la Alianza era la cosa más sagrada en la tierra después de la presencia de Dios mismo. El Arca fue depositada en el tabernáculo, en el santo de los santos. La presencia del Arca es lo que hizo que fuera tan sagrado el santo de los santos.
II Crónicas (o II Paralipómenos) 35, 3: “Colocada el Arca santa en la casa que edificó Salomón, hijo de David, rey de Israel”.
 
El Arca era tan santa que cuando el pueblo de Dios la seguía, ellos tenían que mantener una distancia respetuosa.
Josué 3, 3-5: “Y dieron al pueblo esta orden: Cuando veáis el Arca de la Alianza de Yahveh, vuestro Dios, llevada por los sacerdotes, hijos de Leví, partiréis de este lugar donde estáis acampados y os pondréis en marcha tras ella, pero dejando entre vosotros y ella una distancia de dos mil codos, sin acercaros a ella, para que podáis ver el camino que habéis de seguir, pues no habéis pasado nunca por él”.
    
Las personas que ilegalmente tocaban el Arca eran castigadas con la muerte.
II Samuel 6, 6-7: “Cuando llegaron a la era de Nacón, tendió Oza la mano hacia el arca de Dios y la agarró, porque los bueyes recalcitraban. Encendióse de pronto la cólera de Yahveh, y cayó allí muerto, junto al arca de Dios”.
   
Oza murió por profanar el Arca de Dios, so pretexto de que los bueyes que la llevaban se tropezaron: Puso su mano en el Arca, y cayó muerto ante ella.
  
Los hombres de Bet-semes fueron muertos porque se habían atrevido a mirar dentro del arca.
I Samuel 6, 19: “Entonces Dios hirió a las gentes de Bet-semes, porque vieron dentro del arca de Yahveh, e hirió éste de entre ellos a setenta hombres”.

Vemos cuán sagrado consideraba Dios aquello que había de entrar en contacto cercano con su presencia espiritual.

DADO QUE MARÍA ES LA NUEVA ARCA, ELLA TUVO QUE SER SANTA Y CREADA SIN PECADO

Dios dio las más específicas indicaciones para la construcción del Arca. Él ordenó que fuera hecha del oro más puro.
Éxodo 25, 10-13 y 24: “Harás el arca de madera de acacia, dos codos y medio de largo, codo y medio de ancho y codo y medio de alto. La cubrirás de oro puro, por dentro y por fuera, y en torno de ella pondrás una corona de oro. Fundirás para ella cuatro anillos de oro, que pondrás en los cuatro ángulos, dos de un lado, dos del otro. Harás unas barras de madera de acacia y las cubrirás de oro… la revestirás de oro puro…”.
   
El Arca de la Alianza estaba hecha de madera de acacia (en la Biblia, esta madera es llamada Setim -incorruptible-) y recubierta de oro puro por dentro y por fuera.
   
Es interesante que el Arca no sólo tenía que estar cubierta de oro en derredor, y hay una referencia específica a que tenga “una corona de oro todo en derredor”.
  
El Arca de la Antigua Alianza tenía una corona de oro: “La cubrirás de oro puro… pondrás en torno de ella una corona de oro”. (Éxodo 25, 11)
  
La Virgen María (la Nueva Arca) también tiene una corona: “Apareció en el cielo una señal grande, una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas”. (Apocalipsis 12, 1)
   
El Arca de la Antigua Alianza tenía que ser perfecta y santa porque era el único lugar donde se asentaba la presencia espiritual de Dios. La santidad de Dios no puede ser empañada por el contacto con algo que contenga defectos. Del mismo modo, la Virgen María, como la Nueva Arca y portadora de Jesucristo, tuvo que ser creada sin pecado y en estado de perfección.
   
Ella no sólo contuvo la presencia espiritual de Dios, sino al mismo Dios Jesucristo. Ella no sólo contuvo la palabra escrita de Dios, sino el Verbo de Dios hecho carne (Juan 1, 1). Por consiguiente, María debe ser perfecta. Ella debe estar libre de todo pecado. Ella debe ser siempre virgen y jamás tocada por el hombre.
    
La Virgen María fue preservada de todo pecado desde el instante de su Concepción, porque convenía que Ella fuese la Madre de Dios; y porque la Divina Majestad no puede estar donde hay sombra o mancha de pecado.
   
Si el Arca de la Antigua Alianza, que contenía las tablas de la Ley escrita y era cubierta por la presencia espiritual de Dios, fue cubierta por el oro más puro y fue construida según las más precisas especificaciones de Dios, ¿cuán superior debió ser la creación de María, el Arca de la Nueva Alianza? Como sabemos, la figura (anti-tipo) es siempre superior a la prefigura (tipo). María, el Arca de la Nueva Alianza, por tanto, debe ser y es, muy superior que el Arca de la Antigua Alianza.
   
Al igual que el Arca de la Antigua Alianza, María también debe tener un tremendo poder sobre el diablo y los enemigos de Dios. Ella debe tener un poder de intercesión único para con Dios, en atraer sus bendiciones y en ayudar al pueblo de Dios, al igual como lo fue el Arca de la Antigua Alianza.

AL IGUAL QUE EL ARCA DE LA ANTIGUA ALIANZA, MARÍA TIENE UN PODER DE INTERCESIÓN ÚNICO; ELLA TIENE UN IMPRESIONANTE PODER SOBRE LOS ENEMIGOS DE DIOS, SOBRE EL DIABLO Y EN ASISTIR AL PUEBLO DE DIOS
  
El Arca de la Antigua Alianza tenía un poder impresionante. Cuando fue capturada por los filisteos, les sucedieron cosas extraordinarias como también a su falso dios, Dagón.
I Samuel 5, 1-5: “Capturaron, pues, los filisteos el arca de Dios y la llevaron de Ebenezer a Azoto (Asdod), y la metieron en el templo de Dagón y la pusieron junto a Dagón. Al día siguiente, levantándose de mañana, vieron los filisteos a Dagón tendido en tierra y con la cara contra ella, delante del arca de Yahveh. Le recogieron y volvieron a ponerle en su sitio; pero al otro día, cuando se levantaron, encontraron a Dagón tendido en tierra boca abajo y cortadas la cabeza y las manos, que yacían en el umbral, sin quedar de Dagón más que el tronco. Por esto los sacerdotes de Dagón y cuantos entran en el templo de Dagón en Azoto no pisan el umbral del templo”.
    
Los filisteos comenzaron a ser destruidos por haber capturado el Arca. Esto los llevó a devolver el Arca a sus enemigos, los israelitas.
I Samuel, 5, 7: “Viendo los de Azoto lo que pasaba, dijeron: ‘Que no quede entre nosotros el Arca del Dios de Israel, porque su mano pesa mucho sobre nosotros y sobre Dagón, nuestro dios’”.
  
El Arca infundía un terror mortal a los enemigos de Dios.
I Samuel, 5, 10: “Entonces mandaron el arca de Dios a Accarón. Pero cuando entró el arca de Dios en Accarón, los accaronitas se pusieron a gritar: ‘Han traído el arca del Dios de Israel para que nos mate a todos, a nosotros y a nuestro pueblo’”.
  
Los filisteos capturaron el Arca de la Alianza, y en castigo su ídolo Dagón fue destruido y sus ciudades y campos fueron asolados por ratas y la plaga. (Cuadro “La peste en Asdod”, por Nicolás Poussin)
 
Las aguas del Jordán se secaron milagrosamente por el Arca.
Josué 3, 13-14: “[Y Yahveh dijo a Josué]: ‘Y cuando los sacerdotes que llevan el arca de la alianza de Yahveh, el Señor de toda la tierra, pongan la planta de sus pies en las aguas del Jordán, las aguas del Jordán se partirán, y las que bajan de arriba se pararán en montón’. Cuando hubo salido el pueblo de sus tiendas para pasar el Jordán, precedido por los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza…”.
   
Paso por el Jordán (por Juan Montero de Rojas)
   
María, la Nueva Arca, tiene este poder y más aún; porque la figura es superior a la prefigura, y el Nuevo Testamento es superior al Antiguo. Ahora cubriremos más evidencia bíblica para la enseñanza católica acerca de la Virgen María.

lunes, 21 de agosto de 2017

REFLEXIÓN: “SE ME OCURRIÓ BUSCAR...”

Tomado de CATÓLICOS ALERTA
  
“Prevaricar: Faltar conscientemente [un funcionario] a los deberes de su cargo al tomar una decisión o dictar una resolución injusta, con plena conciencia de su injusticia. «La peor falta en un juez es prevaricar en la sentencia de un juicio»”. (Diccionario de la Real Academia Española)
  

Se me ocurrió buscar en el Diccionario una palabra que me ayudara a entender cuál es la idea que rige la conducta de aquellos que hoy juzgan como criminales a nuestros Soldados, que como a criminales los detienen en sus hogares, los mantienen presos y los condenan. Sin duda, me dije, debe haber allí alguna idea que dé motivo a lo que hacen, algún criterio para actuar así. Busqué la palabra criterio y encontré dos acepciones, la primera “norma o regla para conocer la verdad”; la segunda, “juicio o discernimiento”.
 
Buscando en mi memoria cual era el primer elemento de un juicio, de una afirmación o negación de la inteligencia recordé, lo que era evidente, que era la “definición”. Dicho muy simplemente, la definición pone los límites de una idea o de un concepto, sabiendo entonces de qué hablo y a qué me refiero puedo afirmar con criterio y entonces llegar a la verdad.
  
Así, con pocos rodeos llegamos a lo mismo, juzgar bien es llegar a la verdad ya que si juzgo mal o miento o me equivoco, me equivoco si no me doy cuenta, miento si dándome cuenta sigo y sigo afirmando lo que no se puede afirmar.
  
Juzgar bien es llegar a la verdad y, para eso, seguir un criterio de discernimiento o lo que es lo mismo definir bien lo que digo, más simple, que lo que digo sea lo que digo sin cambiar la realidad.
  
Me pregunté entonces si lo que pasó allá en los setenta fue justo o fue injusto; si tuvieron los hombres de armas razón para actuar obedeciendo contra aquellos que ensangrentaban a la Nación. Me pregunté, y me respondí que fue justísimo, pero hoy los jueces de turno de la Justicia (que hoy tiene turnos pero que no puede tenerlos) dicen que, al contrario, fue injustísimo y fue criminal.
  
Me digo, entonces, que los criterios son distintos en una y otra manera de juzgar, en ese caso uno de los dos yerra sin saber o miente sabiendo ya que los dos no podemos tener razón diciendo de aquello cada uno lo contrario. Veamos algunos elementos.
  
¿Fue justa o fue injusta aquella guerra?
 
¿Que no fue Guerra? ¿Entonces qué fue? Los del bando contrario se auto llamaban “ejército revolucionario” o “ejército del pueblo” tenían armas, mataban, raptaban, ponían bombas, tenían cárceles del pueblo en donde privaban ilícitamente de la libertad y allí torturaban y ejecutaban a sus víctimas; atacaban Regimientos, mataban policías para robarles las armas, atacaban arsenales oficiales para robar también las armas; asesinaban oficiales del Ejército esperando el colectivo para ir a sus Escuelas Superiores; atacaban militares en sus autos con sus familias; ametrallaban a otros delante de sus hijos… La lista sería interminable.
  
No fueron hechos aislados o individuales. Tenían comandos y jefaturas, cuadros, reglas, disciplina a su manera, ejecuciones sumarias de sus traidores o desobedientes y, lo que parece importante, la voluntad manifiesta de tomar el poder para instaurar una dictadura marxista contra la voluntad del grueso de la población, contra los gobiernos legales en ejercicio, contra el orden constituido.
  
Están dadas todas las condiciones de una guerra:
  • Armada, violenta, para colmo artera y traidora.
  • Contra los principios de la Nación que nunca fue comunista.
  • Con derramamiento injustísimo de sangre (de militares, civiles, sindicalistas, empresarios, fuerzas de seguridad, a mansalva, indefensos como aquellos jóvenes soldados del Chaco asesinados mientras se bañaban sólo por ser soldados aquel año en cumplimiento de su Servicio Militar Obligatorio).
  • Con todos los elementos de un ejército, oficiales y soldados, jefes y subordinados, armas de guerra, ataques, cárceles, juicios sumarios, identificación como miembros de un ejército distinto del Ejército Nacional, no respondiendo a la Nación y contra ella.
Entonces sí fue guerra y los mismos subversivos lo admitieron y afirmaron espontáneamente.
  
Fue artera, solapada, traidora, a escondidas, cobarde porque mató de espaldas. Fue guerra y de guerrillas con todos los agravantes del caso.
 
Dicen que tenían razones. Las razones aludidas fueron sobre todo las injusticias sociales, la pobreza, el marginamiento. De más está decir que ningún guerrillero fue un marginal y que ninguno de sus jefes fue menos que clase media o clase media acomodada. Digamos mejor que fueron mentalidades resentidas, capaces de odio no porque sufrían sino porque las cosas no eran como ellos querían.
  
Preguntémonos si esas razones no son hoy mayores, si no hay hoy más pobreza y más injusticia que en los setenta. Deberían recordar los gobiernos de turno que sin pobreza no hay comunismo, el comunismo necesita realidades opuestas, ricos y pobres, lo que ellos llaman dialéctica y de la lucha de esos opuestos surge para ellos una realidad mejor. Nuestro pueblo no mata cuando es pobre para ser rico, pero le dicen que puede matar porque hay ricos. No son los pobres los que razonan así sino los ideólogos de facultad ocupada, resentidos por principios no por necesidad.
  
Volvamos al criterio que es corazón del juicio, al criterio y al juicio que normalmente buscan la verdad.
  
Los juicios de hoy, y por lo mismo los jueces actuales, llaman crimen a la defensa y víctima al muerto en un enfrentamiento con las fuerzas del orden o al defender una cárcel del pueblo ilegal en la que asesinaron oficiales secuestrados y torturados. Es de lesa humanidad que alguien muera en el rescate de una víctima inocente y es víctima el que acaba de asesinarla.
  
Pongamos un ejemplo. Cuando el presidente de Perú Fujimori, en ejercicio de sus funciones, mandó al Ejército a rescatar a los secuestrados en la Embajada del Japón en Lima y allí murieron algunos secuestrados y raptores, nadie dijo que aquello fue algo de lesa humanidad.
  
Volvamos a juicios y jueces. Las cartas están en la mesa. Es tan evidente que sólo quien no quiere verlo no lo ve. Es al menos la concepción liberal que sólo tiene ternura en el ojo izquierdo o es alguien que juzga justos a los guerrilleros, entonces es tan subversivo como ellos o es alguien ambicioso que busca promociones envileciendo sus juicios o llenando alguna cuenta que un día la historia dará a conocer.
  • Los testigos dicen imprecisiones o falsedades, ninguna es válida para juzgar.
  • Los testigos nunca fueron testigos porque simplemente no estuvieron allí.
  • Las sentencias no se dan y se mantiene el cautiverio.
  • Los juicios orales en presencia de frenéticos enemigos de cualquier uniformado.
  • Los juicios son “política de estado”, entonces no son juicios sino política.
  • Los juicios son en base a leyes posteriores a los hechos acontecidos, lo que destruye el principio esencial de la no retroactividad de las leyes. Un Romano hubiera dicho “Justítia non habet óculos retro”: “La Justicia no tiene ojos para atrás”.
  
No digo más, sólo algo.
 
O el criterio para juzgar es erróneo o es mentiroso. Para ser erróneo haría falta torpeza o ignorancia que no son aceptables en jueces federales, para ser mentirosos basta saber y querer lo contrario de lo que clama justicia. Eso es prevaricar.
  
Evaristo

ESTUDIO: CIENTÍFICOS CATÓLICOS DESCUBRIERON LOS ANTIBIÓTICOS, PERO LOS HEREJES DETUVIERON EL AVANCE DE LA CIENCIA

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
  
Un manuscrito medieval escrito en latín describe cómo los gatos pudieron haber detenido la Peste negra matando las ratas que portaban la pulga de la plaga.
No fueron los Católicos, sino los herejes anticatólicos que creían que los gatos eran familiares de las brujas y quienes supersticiosamente exterminaban a los mismos gatos que pudieron haber salvado a Europa de la Peste negra que diezmó a más de un tercio de su población.
Un nuevo estudio médico muestra cómo los médicos católicos medievales habían descubierto antibióticos incluso más efectivos que algunos de los actuales, pero los herejes odiaron a la Iglesia Católica “medieval” y destruyeron su conocimiento médico por muchos siglos.
 
Has escuchado el ridículo comentario malicioso de los izquierdistas, ateos y secularistas: El Catolicismo es “medieval”. Los Católicos, por el contrario, señalan la Edad Media como un culmen de la Iglesia, blasonando algunas de las mentes más brillantes de la historia, como el científico Rogerio Bacon, el compositor Perotín el Grande, el pintor Giotto, y los filósofos-teólogos San Alberto el Grande, Santo Tomás de Aquino y San Buenaventura, entre tantos otros. Como de costumbre, los izquierdistas están mortalmente equivocados, y un nuevo estudio científico lo demuestra.
 
Investigadores en medicina decidieron probar las prescripciones católicas medievales, esperando completamente que fueran inocuas, cuando no perjudiciales. Pero tiene sentido que la Iglesia fue un líder en la medicina, siendo la primera en difundir en Occidente el conocimiento de figuras tan legendarias como Hipócrates (el del Juramento que aún toman los médicos hoy en día), Galeno, y Aulo Cornelio Celso. La misión de la Iglesia Católica es el cuidado de las almas, lo que frecuentemente traslapa con el cuidado del cuerpo. La Iglesia Católica organizó la primera red de enfermería y hospitales en la historia. Muchos monasterios tenían anexo un hospital para los pobres. Las universidades católicas medievales también desarrollaron la ciencia médica hasta un grado significativo aunque aún desconocido.
 
Los investigadores esperaban plenamente que las prescripciones medievales que estudiaban fueran a lo mejor simples placebos. Pero lo que encontraron ha conmocionado la ciencia médica. Parece que mucho antes de que Alexander Fleming, quien descubriera la Penicilina en 1928, los médicos católicos medievales habían descubierto los antibióticos. Una prescripción medieval, llevada a la práctica, fue un antibiótico más efectivo contra la virulenta bacteria estafilococo, que aún continúa eludiendo a los científicos modernos, ahora en la forma letal MRSA (Estafilococo Aureo resistente a la Meticilina), que mata a un millón de personas al año, del cual se espera que llegue a los diez millones para 2050.
 
Si los médicos católicos medievales estaban tan informados, ¿por qué este conocimiento cayó en el desuetudo y comenzó a retornar sólo en la era moderna? Bueno, parece que la causa fue similar a la razón de por qué la Peste Negra barrió con más de un tercio de la Europa del siglo XIV: La superstición, no por parte de los Católicos, sino de parte de los anticatólicos. Fueron los herejes de la Edad Media quienes mataron gatos porque los consideraban familiares de las brujas, mientras qie los católicos no creen en brujas. Si los herejes anticatólicos no hubieran matado a todos los gatos, las ratas, que son los vectores de las pulgas de la Plaga bubónica y que eran la presa de los gatos, hubieran sido exterminadas..
 
Así pues, los herejes, que odiaron a la Iglesia Católica, han caracterizado a la Iglesia Católica medieval como oscura y retrógrada, en frontal oposición al pensamiento “iluminado” de los herejes. Por tanto, los herejes rechazaron todos los beneficios que la medicina católica medieval podía proveer. Los investigadores médicos modernos tienen como hecho probado que la medicina católica medieval estaba ampliamente desarrollada y usaba el método científico de observación y experimentación. Ahora las prescripciones medievales están comenzando a formar la base de la investigación moderna sobre nuevos antibióticos desesperadamente necesitados. Otra receta católica medieval puede tener la clave para revertir la degeneración macular, una aflicción crecientemente común entre nuestra población moderna de la tercera edad. Un manual católico medieval contiene casi 6000 referencias para ingredientes específicos y 360 prescripciones muy detalladas, que se dirigen sobre 110 enfermedades. [Parte de la información para este Comentario proviene de la serie de conferencias de la U.S. Library of Commerce]
 
Verdaderos Católicos, hemos escuchado las difamaciones contra los Católicos tradicionales, particularmente en la Alta Edad Media. Ahora la medicina moderna ha dado un mentís a la propaganda moderna anticatólica y ha encontrado evidencia de que los científicos católicos medievales fueron más inteligentes que los científicos secularistas modernos, que ahora son vistos como los responsables de poner la medicina moderna siglos por detrás de los avances católicos, y que como resultas mataron a más de la tercera parte de la población europea.

domingo, 20 de agosto de 2017

IMAGEN DE BERGOGLIO ENTRONIZADA EN GARABANDAL

NO HA EXISTIDO NINGUNA APARICIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN, NI DEL ARCÁNGEL SAN MIGUEL, NI DE NINGÚN OTRO PERSONAJE CELESTIAL; NO HA HABIDO NINGÚN MENSAJE; TODOS LOS HECHOS ACAECIDOS EN DICHA LOCALIDAD TIENEN EXPLICACIÓN NATURAL”. (Mons. Vicente Puchol Montis, Obispo de Santander en España. Carta del 17 de Marzo de 1967)
 
Foto de la capilla en honor a San Miguel Arcángel en Garabandal -el cuadro de Antipapa Francisco Bergoglio está debajo de la imagen de San José-. (Fuente: GLORIA.TV)

EL PORTADOR DE MALDICIÓN QUE VISITARÁ COLOMBIA

El lema de la visita de “Francisco”, el falso profeta, a Colombia es: “Demos el primer paso”… …Sí, el primer paso para la consolidación de la anti-iglesia, la falsa iglesia ecuménica, la iglesia del nuevo orden mundial, la iglesia del anti-cristo fundamentada en el anti-evangelio de los malditos que como un torrente de fango impuro lanza sobre el mundo.
  
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico, formado en los fundamentos básicos y elementales de La Fe Católica, es capaz de reconocer las múltiples y publicas herejías, blasfemias y sacrilegios de “Francisco”, EL FALSO PROFETA…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico sabe que “Francisco” NO es sucesor de San Pedro, pues NO comparte en grado alguno La Fe del Apóstol. FE ÍNTEGRA sobre la cual Jesucristo edificó Su Iglesia y sin la cual NADIE puede ejercer como MINISTRO DE JESUCRISTO…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico sabe que “Francisco” predica EL ANTI-EVANGELIO DE LOS MALDITOS (Gálatas 1, 8), el cual es portador de maldición para todo individuo y nación que lo recibe y lo enseña…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico sabe que “Francisco” lidera la ANTI-IGLESIA ECUMÉNICA MUNDIAL que HOY congrega al falso catolicismo, al protestantismo, al paganismo y a todos los enemigos de Dios Uno y Trino, de Su Iglesia y de Sus Sacramentos…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico sabe que “Francisco”, siervo consciente de Lucifer-Satanás, cumple con la misión de corromper y arrastrar a los ignorantes, a los necios, a los incautos y a los más inocentes hacia el abismo del infierno eterno…
  • En Colombia, el Verdadero Católico sabe que “Francisco” es un ser perverso que mezcla verdades a medias con mentiras completas, enseñando a los pecadores más obstinados EL ANTI-EVANGELIO que siempre han querido escuchar…
  • En Colombia, el Verdadero Católico sabe que “Francisco”, EL FALSO PROFETA, en su misión corruptora llama VERDAD A LA MENTIRA, BIEN AL MAL Y VIRTUD AL PECADO…
  • En Colombia, el Verdadero Católico sabe que “Francisco” promueve LA FALSA MISERICORDIA LUCIFERINA de Faustina Kowalska (sin arrepentimiento por los pecados y sin cambio de vida, es decir, SIN CONVERSION ALGUNA). LA FALSA MISERICORDIA LUCIFERINA de Faustina Kowalska, prohibida por EL PAPA PÍO XII y aprobada por EL ANTI-PAPA DEL JUDEO-MASON-LUCIFERINO CONCILIO VATICANO II, JUAN PABLO II…
  • En Colombia, el Verdadero Católico sabe que “Francisco”, creatura maligna, promueve “la tolerancia” como indiferencia, como permisividad y como complicidad con el pecado de quienes se conducen por sendas de perdición…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico permanece en Comunión de Fidelidad y Obediencia con La Verdad Revelada por El Padre en Jesucristo, Contenida en Las Sagradas Escrituras y Enseñada por Sus Santos Apóstoles…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico denuncia y combate a LA ANTI-IGLESIA ECUMÉNICA MUNDIAL, AL ANTI-EVANGELIO DE LOS MALDITOS y AL ANTI-PAPA “FRANCISCO”…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico es consciente que “Francisco” es instrumento de LA JUDEO-MASONERÍA-LUCIFERINA que HOY controla todos los centros del poder mundial y que está imponiendo el establecimiento de la dictadura luciferina del NUEVO ORDEN MUNDIAL...
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico sabe que “Francisco”, como EL FALSO PROFETA QUE ES, promueve la falsa y perniciosa paz del mundo, pues LA VERDADERA PAZ, es decir, LA PAZ DE JESUCRISTO, solo es posible para quienes le aceptan como Su Dios, Su Señor, Su Rey y Su Salvador, en Su Única Iglesia y en Sus Sacramentos…
  • Una “paz” impuesta, que nace de los más oscuros acuerdos entre masones y ateos, y que además cuenta con la bendición del precursor del anti-cristo, es la falsa paz negociada que da el mundo y es la fuente de maldición que sin duda traerá a Colombia mayor caos y sufrimiento…
  • En Colombia, el Verdadero Cristiano Católico lamenta, sufre, repudia y rechaza la visita luciferina de “Francisco”, EL FALSO PROFETA, por ser este, portador de maldición para su nación y su gente…
  
Propongo a los Verdaderos Católicos de Colombia que durante la visita de “Francisco”, el portador de maldición, como señal de exorcismo y protección, pongamos la bandera de La Inmaculada Virgen María con una imagen de San Miguel Arcángel y una cinta negra como señal de luto por las almas que siguen a “Francisco” hacia el abismo de la condenación eterna…

Jesucristo nos dice:
  • “Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, ENSEÑÁNDOLES A GUARDAR TODO LO QUE OS HE MANDADO” (San Mateo 28, 19-20).
  • “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad EL EVANGELIO a toda criatura. El que crea y sea bautizado será salvo; PERO EL QUE NO CREA SERÁ CONDENADO.” (San Marcos 16, 15-16).
  • “Sé fiel hasta la muerte, y Yo Te Daré La Corona de la Vida Eterna” (Apocalipsis 2,10).
Hermanos, VERDADERAMENTE CATÓLICOS, ya para terminar les digo que CON EL ESTABLECIMIENTO DE LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN, ES DECIR, CON EL CARÁCTER OFICIAL, DIFUSIÓN MUNDIAL Y OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO QUE "FRANCISCO LE HA CONFERIDO AL LUCIFERINO ECUMENISMO APÓSTATA, EL SACRIFICIO PERPETUO HA SIDO SUPRIMIDO, cumpliéndose así la profecía de Daniel. De modo que es hora de apartarse de los individuos, los templos y los lugares bajo en control y autoridad del gobierno vaticano, PUES LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO HA CESADO EN ELLOS. Y ante la supresión del Sacrificio Perpetuo EN LA IGLESIA ECUMÉNICA MUNDIAL, La Plegaria Eucarística ha cesado en su efecto es decir que allí el pan y el vino ya NO se convierten en El Cuerpo y La Sangre de Jesucristo.
 
...TODO SACERDOTE FIEL A “FRANCISCO” NO ES FIEL A JESUCRISTO. Y EL ESPÍRITU SANTO SOLO CONTINÚA ACTUANDO A TRAVÉS DE AQUEL SACERDOTE QUE PERMANEZCA EN COMUNIÓN DE FIDELIDAD Y OBEDIENCIA CON LA VERDAD REVELADA EN JESUCRISTO DIOS, SEÑOR, REY Y SALVADOR, CONTENIDA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y ENSEÑADA POR SUS SANTOS APÓSTOLES. …Así pues, todo sacerdote que por cobardía, interés o conveniencia NO se manifieste públicamente contra las herejías, blasfemias y sacrilegios del gobierno vaticano es un sacerdote cómplice de LA GRAN APOSTASÍA, UN APÓSTATA MÁS. Todo sacerdote que administre La Comunión en una sola de sus especies y de pie y en la mano es un sacerdote sacrílego y blasfemo. Todo sacerdote que incluya en sus intenciones a “FRANCISCO”, EL PRECURSOR DEL ANTICRISTO, como Papa, es un sacerdote cómplice de LA GRAN APOSTASÍA, UN APOSTATA MAS. Todo sacerdote que NO combata abiertamente EL LUCIFERINO ECUMENISMO SIN DIOS, es un sacerdote apóstata.
 
¡¡¡Y OJO!!! LA GRAN APOSTASÍA ECUMÉNICA POR PARTE DE LOS SACERDOTES VA MUCHO MAS ALLÁ DE SER OTRO GRAVE PECADO... ESTOS SACERDOTES, AL ABRAZAR EL LUCIFERINO ECUMENISMO ESTÁN ACEPTANDO, ENTRE OTRAS FALACIAS, QUE NO ES NECESARIO CREER EN UNA SOLA IGLESIA, NI EN UN SOLO DIOS, UNO Y TRINO, NI RECIBIR LOS SACRAMENTOS PARA SER SALVO...
 
HAY QUIENES DICEN QUE EL ESPÍRITU SANTO OBRA A TRAVÉS DE LOS SACERDOTES A PESAR DE QUE VIVAN EN GRAVE PECADO, Y TIENEN RAZÓN, PERO SIEMPRE Y CUANDO ESTE SACERDOTE RECONOZCA A DIOS UNO Y TRINO, A SU ÚNICA IGLESIA Y A JESUCRISTO Y SUS SACRAMENTOS COMO ÚNICOS MEDIOS DE SALVACIÓN... PERO SUCEDE QUE ¡LA GRAN APOSTASÍA ECUMENICA NO ES UN PECADO GRAVE MAS... SINO QUE ES RENUNCIAR A JESUCRISTO COMO EL ÚNICO CAMINO PARA LA SALVACIÓN! ¿ENTENDIERON?
 
...HERMANOS, SOMOS TESTIGOS Y PROTAGONISTAS EN EL FINAL DE LOS TIEMPOS, Y NO ES TIEMPO PARA EL COBARDE SILENCIO DEL RESPETO HUMANO. NO ES TIEMPO PARA GUARDAR SILENCIO POR TEMOR, INTERÉS O CONVENIENCIA. NO ES TIEMPO PARA “LA TOLERANCIA” COMO INDIFERENCIA, PERMISIVIDAD Y COMPLICIDAD CON EL PECADO Y LA INMORALIDAD. A LA VERDAD, QUIEN ES JESUCRISTO, SE LE PROCLAMA Y SE LE DEFIENDE CON CLARIDAD Y FIRMEZA, SIN MUNDANA, HIPÓCRITA Y CONVENIENTE DIPLOMACIA.
  
Hoy EL VERDADERO CRISTIANO CATÓLICO se reconoce a sí mismo como parte activa DEL PEQUEÑÍSIMO RESTO FIEL, DEL REMANENTE que permanece en comunión de fidelidad y obediencia con La Verdad Revelada en Jesucristo Dios, Señor, Rey y Salvador, Contenida en Las Sagradas Escrituras y Enseñada por Sus Santos Apóstoles. HOY EL VERDADERO CRISTIANO CATÓLICO se reconoce a sí mismo como ciudadano del cielo como el soldado de Jesucristo, que comandado por EL GLORIOSO ARCÁNGEL SAN MIGUEL Y POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, combate las herejías, las blasfemias y los sacrilegios con las armas de la fe, marchando victorioso y sin temor alguno hacia LA CASA DEL PADRE, PUES ES JESUCRISTO DIOS, SEÑOR, REY Y SALVADOR QUIEN LE PROMETE: “Sé fiel hasta la muerte, y Yo Te Daré La Corona de la Vida Eterna” (Apocalipsis 2,10).
  
¡¡¡Y OJO!!! El Católico Verdadero o es Mariano o NO es Verdadero Católico. De modo que el católico que le tiene fobia al rezo diario del SANTO ROSARIO enseñado por LA VIRGEN a Santo Domingo de Guzmán (EL DE LOS 15 Misterios), debe saber que ante la supresión del Sacrificio Eucarístico, Nuestra Señora, Reina y Madre, La Santísima Virgen María, nos dejo dicho en los pastorcitos de Fátima que “dos son LOS ÚLTIMOS REMEDIOS que Dios da al mundo: EL SANTO ROSARIO Y LA DEVOCIÓN A MI INMACULADO CORAZÓN”. ...DE MODO QUE, POR FAVOR, CONSAGRÉMONOS AL INMACULADO CORAZÓN DE NUESTRA SANTÍSIMA MADRE Y RECEMOS EL SANTO ROSARIO COMPLETO TODOS LOS DÍAS: MISTERIOS GOZOSOS EN LA MAÑANA; MISTERIOS DOLOROSOS EN LA TARDE Y MISTERIOS GLORIOSOS EN LA NOCHE.
  
Que Nuestro Señor Jesucristo nos bendiga, nos ilumine y guarde nuestras almas para la Vida Eterna. Amén.
 
Nelson Reynaldo Suárez Villamizar
Licenciado en Ciencias Religiosas
Pontificia Universidad Javeriana
Predicador Católico

MUERTE Y MENTIRA

Columna de Hermann Tertsch para ABC (España)
 
El atentado de Barcelona tiene poca historia por detrás. Una furgoneta y unos autores con voluntad de matar al mayor número posible de occidentales, de europeos, de blancos, de cristianos. Llámenlos como quieran. De eso se trataba. El atentado tiene una terrible e inmensa historia por delante. La estremecedora cifra de víctimas demuestra que los dos hombres con voluntad de hacer daño han sido inmensamente eficaces. Contrastan los medios con los efectos desoladores. De las muertes, las vidas segadas, los heridos, los familiares, el inmenso dolor que nunca se apagará del todo, las vidas rotas, cientos de vidas quebradas de una forma u otra en las Ramblas de Barcelona. Esos son los destinos personales. De los colectivos, de las reacciones públicas, ya sabemos a estas alturas casi todo antes de que lleguen. El miedo subirá unos grados y la alarma antiterrorista cambiará de color. Y muchas palabras manidas. El islamismo no es el islam. No conseguirán nada. Son pocos y aislados. La comunidad musulmana está con la democracia, etc. Eso dura lo que dura en esa sociedad espástica en la que una frase manipulada de Trump sobre nazis hace olvidar la crisis nuclear con Corea del Norte. Y en España unos delincuentes separatistas coparán las portadas con sus chulerías en cuanto hayan sido enterradas las víctimas.
  
Si no se repite pronto se bajará la guardia y pronto nos dirán que ha habido más ahogados este verano que muertos por el yihadismo. Nadie dirá que este atentado cumple su papel a la perfección, que lo cumple. Porque el Daesh puede retroceder en Mosul o en Racqa pero nunca deja de avanzar por la geografía urbana de las ciudades europeas. Estos atentados son su bandera. No hacen falta muchos. Nos demuestra que están aquí y dispuestos a matar. Esa es su superioridad. Son más fuertes mentalmente, son cada vez más y han venido a mandar. Ellos tienen fe, creen en su Dios y también en su destino. No son terroristas ni yihadistas la mayoría. Pero nunca estarán de parte de los infieles en ninguna guerra. Por mucho que se empeñe y engañe el necio mensaje de la corrección política socialdemócrata en Europa. Esa que combate implacablemente a los europeos que creen en la cohesión cultural y abre las fronteras a quienes quieren destruirla.
  
Ellos tienen muchos hijos, todos los que Alá les otorga. Un dios que cada vez tiene a más que le rezan en Europa. Mientras el dios que, con su figura del humano a su imagen y semejanza, hizo posible la sociedad libre, compasiva y próspera de Occidente ya no tiene quien le rece. El atentado de ayer es como el de Niza, Berlín y otros en ciudades con grandes comunidades musulmanas. También los hubo en Israel. Atentados, miren por dónde, celebrados por parte de mucha izquierda española. Ayer destacaba en sus solemnes condenas la soldadesca de la depravación política del nacionalismo catalán y la izquierda española. Como si Barcelona fuera un escenario equivocado. Como si cuando firmaron con ETA que no matara en Cataluña y solo en el resto de España, la yihad también hubiera firmado. Porque esos filoterroristas que adoran a Otegi, hacen campaña para las FARC y cobran con Hizbullah, en Teherán o en la narcotiranía de Maduro, no soportan que les recuerden que los asesinos que ayer sembraron la muerte en las Ramblas de Barcelona son sus camaradas. Porque aunque rechacen horrorizados esta, la más brutal, global y asesina de las acciones de turismofobia, lo cierto es que comparten con los autores el odio a muerte a Occidente.

sábado, 19 de agosto de 2017

HEGEL, EL FILÓSOFO QUE ENVENENÓ LA TEOLOGÍA ALEMANA

Traducción del artículo publicado por Chad C. Pecknold en CATHOLIC HERALD
  
Federico Hegel (retrato por Jakob Schlesinger, 1831).
  
Otto von Bismarck, el Canciller de la Alemania del siglo XIX, intentó doblegar a la Iglesia Católica, y fracasó en su intento. Él pudiera deleitarse en ver su estado actual. En vaciándose sus bancos a grandes proporciones, y en escasas vocaciones sacerdotales, el hecho de que la Iglesia siga siendo uno de los mayores empleadores del país puede probar solamente que se ha convertido en el siervo del Estado que tanto soñaba sería. Quizá Bismarck pueda preguntarse: ¿Cómo tuvieron éxito otros en aquello que no conseguí? Al menos parte de la respuesta está en el seno de la Iglesia alemana.
 
Teológicamente, Alemania ha sido por siglos una zona cero: sólo piensa en San Alberto Magno como mentor de Santo Tomás de Aquino, o la respuesta que dio la Contrarreforma liderada por los Jesuitas al disenso cismático de Lutero. Pero la teología alemana nunca se ha recuperado completamente de su mayor desafío: El racionalismo ilustrado y los intentos de superarlo a través de la dialéctica hegeliana. Incluso actualmente, la influencia de Hegel domina la teología alemana.
 
La visión hegeliana sobre la intervención de Dios en el curso de la historia como Geist (Espíritu) tiene en su raíz una herejía cristiana, reminiscencia del espiritualismo del teólogo del siglo XII Joaquín de Fiore. Para el hegeliano, Dios sufre con, y cambia, precisamente por el pecado y los sufrimientos de las creaturas, dialécticamente derramando su amor y misericordia a lo largo del progreso de la historia.
 
Citando un himno luterano, “Dios mismo está muerto”, Hegel arguye que Dios une la muerte a su naturaleza. Y como cuando nos econtramos con el sufrimiento y la muerte, probamos las particularidades de la eterna “historia” divina. Como él afirma, sufrir “es un momento en la naturaleza de Dios mismo; ha tenido lugar en Dios mismo”. Para Hegel, sufrir es un aspecto de la naturaleza eterna de Dios. Nuestro pecado y sufrimiento es necesario para que Dios sea Dios.
 
Esta opinión herética ha tenido gran influencia en las visiones católica y protestante modernas sobre la naturaleza de Dios. A menudo se da una apariencia pastoral del Dios que llora con nosotros. Aun, trágicamente inconsciente de su error, el homilista hegeliano predica un Dios que no puede salvar: un Dios que está tan eternamente atado a nuestras lágrimas no puede verdaderamente enjugarlas.
 
Muchos teólogos alemanes del siglo XX siguieron las huellas de Hegel. Un principio básico era el proceso dialéctico de Hegel en sí mismo como revelador, lo que es decir que ellos pasaron por contrabando en sus ideas sobre el “desarrollo doctrinal” la noción de que Dios estaba continuando revelándose a Sí mismo en la historia, como pensando que siembre había alguna “conversión” en Dios, y por tanto, en la Iglesia. El precursor espiritual de Hegel, Joaquín de Fiore había predicho una “tercera edad del Espíritu Santo” que pregonaría el comienzo de una nueva Iglesia, y es chocante cómo muchos teólogos alemanes han sido encantados por la idea de una futura Iglesia muy diferente a la Santa y Apostólica del pasado.
 
Esto no quiere decir que Hegel es la respuesta a la hipotética pregunta de Bismarck. Hay una gran diferencia entre la idea hegeliana de izquierda de Ludwig Feuerbach de la religión como proyección del espíritu interior y las teologías de Karl Rahner o Walter Kasper. Pero hay sin embargo algo profundamente hegeliano en hacer de la evolución de la experiencia humana en la historia un estandarte para el desarrollo teológico, al cual Dios o la Iglesia, siempre en misericordia, deba conformarse. Infortunadamente, este es un terrible estandarte para el cambio que no solo lleva a la falsa reforma, sino a la apostasía y la desolación.
 
El estandarte para el desarrollo, como lo entendiera el teólogo alemán del siglo XIX Matthias Scheeben y también el cardneal Newman, deben ser las verdades divinamente reveladas, el Depósito de la Fe, transmitido por Cristo a sus Apóstoles. La renovación espiritual en Alemania puede solamente comenzar si los obispos, sacerdotes y laicos alemanes reconocen que el cambio y el desarrollo deben ser ordenados a las verdades eternas, no a las necesidades del Estado, el Geist de la cultura, o el devenir histórico de la experiencia interior humana. La Iglesia no se conforma a las necesidades de las naciones, sino a la plenitud de la Verdad revelada por Dios encarnado en Jesucristo.

Chad C. Pecknold es profesor asociado de teología en la Universidad Católica de América

CARTA APOSTÓLICA “Ex quo nono labénte sǽculo”, SOBRE EL RETORNO A LA UNIDAD DE LA IGLESIA CATÓLICA POR PARTE DE LOS CISMÁTICOS “ORTODOXOS”

En Noviembre de 1910 el príncipe-infante Maximiliano Guillermo de Sajonia-Braganza, sacerdote católico y profesor de Derecho Canónico y Liturgia en la Universidad de Friburgo (Suiza), publicó un artículo titulado “Pensées sur la question de l’Union des Églises” en el primer número de la entonces recién fundada revista Roma e l’Oriente, dirigida por los monjes basilios de la abadía griega de San Nilo de Grottaferrata (Italia). En el referido artículo, el autor decía que la Iglesia Romana era la parte culpable del Cisma del año 1054, por pretender imponerle a las iglesias orientales su criterio litúrgico y doctrinal, y proponía para remediar el cisma que Roma debía abjurar de sus dogmas y reconocerle igualdad a los patriarcados de Constantinopla, Antioquía, Alejandría y Jerusalén.
  
Contra tan injuriosa afirmación, claramente influenciada por el modernismo, irritante a los oídos piadosos y contraria a la verdad histórica, que claramente enseña que fueron los griegos levantiscos contra el Papa de Roma quienes causaron los cismas, el Papa San Pío X, celoso y ardiente defensor de la Iglesia, hizo llamar al autor del artículo para que diera explicaciones, el cual se retractó solemnemente de su escrito. Luego el Papa publicó la carta apostólica “Ex quo nono labénte sǽculo” condenando dicho artículo y reiterando que la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica es la única que guarda en su totalidad el Depósito de la Fe y la Moral que le confiara Nuestro Señor, y que la única manera de restaurar la unidad es que los griegos, rusos, coptos, armenios y siríacos abjuren de sus cismas y herejías.
 
“Ex quo nono labénte sǽculo” es un documento único, casi desconocido -especialmente para los lectores hispanoamericanos-, el cual condena el meaculpabilismo de los antipapas conciliares y su corte, reflejado en hechos como:
  • La supresión de los patriarcados latinos de Antioquía y Alejandría (1964), y Constantinopla (1965).
  • La equiparación del “Quam oblatiónem” de la Misa Romana Tradicional con la oración que los griegos llaman Epíclesis -donde le piden al Espíritu Santo que haga eficaces las Palabras Consecratorias-, negando injusta y heréticamente el rol in persóna Christi del sacerdote; y la introducción de dos Epíclesis explícitas (una previa y otra posterior a la “consagración”) en el Misal Montini-Bugniniano.
  • La “devolución” de las reliquias de San Andrés Apóstol (el cráneo, conservado en el Vaticano, fue entregado por Pablo VI 24 de Septiembre de 1964; y la cruz, conservada en la abadía de San Víctor en Marsella, fue entregada el 19 de Enero de 1980 por Juan Pablo II) y San Marcos Evangelista (22 de Junio de 1968 a Cirilo VI de Alejandría de los Coptos); y del icono de Nuestra Señora de Kazán (entregado el 26 de Agosto de 2004 por Juan Pablo II a Alejo II de Moscú).
  • La petición de perdón que hiciera Juan Pablo II (a Cristódulo de Atenas el 4 de Mayo de 2001, y a Bartolomé I de Constantinopla 29 de Junio de 2004) por la Cuarta Cruzada.
  • El reconocimiento de la validez de la anáfora nestoriana de Addai y Mari -que no tiene las palabras consecratorias-, realizado el 20 de Julio de 2001.
  • La renuncia al título Patriárcha Occidéntis por Benedicto XVI en el año 2008.
  • El “me rindo, Beatitud” de Francisco I Bergoglio ante Bartolomé I Constantinopolitano, evidenciado en la influencia que este último ejerce en Laudato Sii, pedirle la bendición para él “y toda la iglesia de Roma” durante el viaje a Turquía, y tachar el proselitismo como pecado contra la unidad.
  • Et álibi aliórum.
Como tal, esta Carta se encuentra en el original latín en Acta Apostólicæ Sedis, año III (1911), págs. 117-121. La traducción al Español fue tomada del sitio ADELANTE LA FE, a partir de la edición inglesa en THE REMNANT.
 
CARTA APOSTÓLICA “Ex quo nono labénte sǽculo”, CONDENANDO CIERTO ARTÍCULO SOBRE EL RETORNO DE LAS IGLESIAS A LA UNIDAD CATÓLICA
  
Nuestro Santísimo Señor Papa Pío X, por providencia de Dios.
  
A los Arzobispos y Delegados Apostólicos de Bizancio en Grecia, Egipto, Mesopotamia, Persia, Siria, y las Indias Orientales.
 
Venerables hermanos, salud y bendición apostólica:
  
Sería difícil decir cuánto han hecho los hombres santos desde los años finales del siglo IX, cuando las naciones de Oriente empezaron a ser arrancadas de la unidad de la Iglesia católica, para que nuestros hermanos separados pudieran ser devueltos a su seno. Por encima de todos los demás, los Sumos Pontífices, nuestros predecesores, en cumplimiento de su deber de proteger la fe y la unidad eclesiástica, no han dejado nada por hacer, respecto de la disidencia paterna que trajo amargo dolor a Occidente, pero que causó pérdidas a Oriente. Los testigos de esto, por mencionar solo a algunos de entre muchos, son Gregorio IX, Inocencio IV, Clemente IV, Gregorio X, Eugenio XIII, y Benedicto XI [1].
  
Pero nadie ignora el gran fervor con el que más recientemente, nuestro predecesor de feliz memoria, León XIII, invitó a las naciones de Oriente a asociarse de nuevo con la Iglesia romana.
  
“En cuanto a nosotros”, decía, “para ser sinceros, hemos de confesar que el mismo recuerdo de la antigua gloria y los méritos incomparables de los que Oriente puede jactarse nos son indescriptiblemente dulces. En efecto, esta fue la cuna de la redención humana y de los primeros frutos del cristianismo. De ahí en adelante, como afluentes de un río real, se difundieron hacia Occidente las riquezas de las incalculables bendiciones obtenidas por nosotros por medio del Evangelio de Jesucristo… Mientras sopesamos estas cosas, venerables hermanos, en nuestra mente no deseamos ni ansiamos nada tanto como el llevar a cabo la restauración de toda la virtud y la grandeza de Oriente en el pasado. Y más aún porque los signos que, en el desarrollo de los acontecimientos humanos, aparecen de cuando en cuando, dan motivos para esperar que los orientales, movidos por la divina gracia, podrían volver la reconciliación con la Iglesia de Roma, de cuyo seno han estado separados tantos años” [2].
 
Ni, ciertamente, estamos nosotros, como vosotros bien sabéis, venerables hermanos, menos deseosos de que el día por el que tan ardientemente han rezado tantos hombres santos llegue rápidamente, y que el muro que ha dividido por tanto tiempo a dos pueblos sea demolido hasta sus cimientos, y que entre estos, envueltos en un abrazo de fe y caridad, la paz tan largamente suplicada florezca en todo su esplendor, y que haya un rebaño y un pastor (Juan 10, 16).
  
Mientras estos eran nuestros pensamientos nos llegó un motivo para el dolor de la mano de cierto artículo publicado en la nueva revista Roma e l’Oriente, titulado “Pensamientos sobre la cuestión de la unión de las Iglesias”. Pues, efectivamente, este artículo está lleno de tantos errores, no solo teológicos, sino también históricos, que casi no podría incluirse una colección más grande en un número de páginas tan reducido.
   
Los errores en el artículo
Y, desde luego tan precipitada como falsamente, en el artículo se hace un acercamiento a la posición de que el dogma de la procedencia del Espíritu Santo del Hijo no deriva de ninguna manera de las palabras del Evangelio ni se prueba por la creencia de los antiguos Padres. Con la misma imprudencia, se expresa duda sobre si los sagrados dogmas del Purgatorio y la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María fueron asumidos por los santos hombres de los primeros siglos. De nuevo, cuando el artículo viene a tratar la constitución de la Iglesia, tenemos, primero, una renovación del error condenado hace mucho tiempo por nuestro predecesor, Inocencio X [3], según el cual San Pablo es considerado como si fuera exactamente igual a un hermano de San Pedro. En segundo lugar, y no menos erróneamente, se sugiere que en los primeros siglos la Iglesia Católica no fue gobernada por una única cabeza —es decir, una monarquía— y que la primacía de la Iglesia Romana no se sustentaba en argumentos válidos. El artículo tampoco deja intacta la doctrina católica sobre la Santísima Eucaristía, puesto que se afirma tenazmente que es admisible la visión extendida entre los griegos de que las palabras de la consagración no tienen su efecto a menos que se haya ofrecido primero la oración llamada “Epíclesis”, pese a que es sabido que la Iglesia no tiene ningún poder para alterar la sustancia de los sacramentos. Igualmente inadmisible es la idea de que la confirmación administrada por cualquier sacerdote puede tenerse por válida [4].
  
Incluso con este resumen de los errores contenidos en este artículo entenderéis fácilmente, venerables hermanos, la gravísima ofensa que se le ha hecho a todos los que lo leyeron, y cuán grandemente nosotros mismos nos hemos asombrado de que la enseñanza católica sea tan deliberadamente pervertida por palabras abiertas, y de que muchos puntos históricos en las causas del cisma oriental sean tan atropelladamente tergiversados respecto de la realidad. En primer lugar, se imputa falsamente a los santos Papas Nicolás I y León IX que una gran parte de la responsabilidad del problema se debió al orgullo y la ambición de uno y a las duras reprimendas del otro —como si la energía apostólica de aquel en defensa de los derechos más sagrados pudieran atribuirse al orgullo, o la persistencia del último en corregir a los malvados pudiera ser llamada crueldad—.
  
Los inicios de la historia también son pisoteados cuando aquellas santas expediciones llamadas Cruzadas son difamadas como empresas de piratas o, lo que es aún más serio, cuando a los Pontífices romanos se les reprocha el fervor con el que llamaron a las naciones orientales a la unión con la Iglesia romana, fervor que se atribuye al deseo de poder y no a una diligencia apostólica por alimentar al rebaño de Cristo.
  
Grande, también, fue nuestro asombro ante la afirmación en el mismo artículo de que los griegos de Florencia fueron forzados por los latinos a convenir con la unidad, y que el mismo pueblo fue inducido mediante falsos argumentos a recibir el dogma de la procedencia del Espíritu Santo del Hijo tanto como del Padre. El artículo llega incluso tan lejos, desafiando los hechos de la historia, como para cuestionar si los concilios generales que tuvieron lugar tras la secesión de los griegos, desde el octavo hasta aquel del [Concilio] Vaticano, deben tenerse por verdaderamente ecuménicos, de donde se postula una regla de una especie de unidad híbrida según la cual solo lo que de entonces en adelante fuera reconocido por cualquier Iglesia como su herencia común antes de la separación sería legítimo, observándose un completo silencio sobre todo lo demás como adiciones superfluas y espurias.
  
Exhortación para esforzarse en la Unidad
Hemos pensado que estas cosas deberían seros indicadas, venerables hermanos, no solo para que podáis saber que las proposiciones y teorías son rechazadas por nosotros como falsas, temerarias y ajenas a la Fe Católica, sino también para que, mientras esté en vuestro poder, podáis tratar de ahuyentar una influencia tan perniciosa del pueblo confiado a vuestro atento cuidado acompañándolos a todos a asumir sin demora las enseñanzas aceptadas, no escuchando nunca ninguna otra, aunque un ángel del cielo la predicara (Gálatas 1, 8). Al mismo tiempo, igualmente, os pedimos seriamente que les recalquéis que no tenemos deseo más ardiente que el de que todos los hombres de buena voluntad ejerzan infatigablemente toda su fuerza para que la unidad esperada pueda ser más rápidamente obtenida, para que aquellas ovejas a quienes las divisiones separan puedan estar unidas en la profesión de una Fe Católica bajo un pastor supremo. Y esto llegará más fácilmente si se multiplican las oraciones fervientes al Espíritu Santo Paráclito, que “no es Dios de confusión, sino de paz” (I Corintios 14, 33). Así ocurrirá que la oración de Cristo que Él ofreció entre gemidos antes de padecer el peor de los tormentos se realice, “que todos sean una cosa, como Tú, Padre, en mí, y Yo en ti; que también ellos sean en Nosotros una cosa” (Juan 17, 21).
 
Finalmente, estemos todos seguros de que el trabajo con este objeto será en vano a menos que, y sobre todo, abracen la verdadera y completa Fe Católica tal y como ha sido entregada y consagrada en la Sagrada Escritura, la Tradición de los Padres, el consentimiento de la Iglesia, los Concilios generales y los decretos de los Sumos Pontífices. Dejad, entonces, que todos aquellos que se esfuerzan por defender la causa de la unidad vayan adelante; dejadlos seguir adelante llevando el casco de la fe, sosteniendo el ancla de la esperanza, e inflamados con el fuego de la caridad, para trabajar incesantemente en esta empresa divina y Dios, el autor y amante de la paz en cuyo poder están los tiempos y las épocas (Hechos 1, 7), apresurará el día en que las naciones de Oriente vuelvan a la unidad católica y, unidos a la Sede Apostólica, tras desechar sus errores, entren en el puerto de la salvación eterna.
  
La sumisión del príncipe Maximiliano de Sajonia, autor del artículo
Esta carta, venerables hermanos, la haréis publicar tras ser diligentemente traducida a la lengua vernácula del país que os esté confiado. Y mientras nos regocijamos de informaros de que el amado autor de este artículo, que ciertamente fue escrito por él desconsideradamente, pero con buena fe, nos ha dado en nuestra presencia sinceramente y de corazón su disposición para enseñar, rechazar y condenar hasta el final de su vida todo lo que enseña, rechaza y condena la Santa Sede Apostólica, y muy amorosamente en el Señor le impartimos la bendición apostólica como una señal de los dones celestiales y como prueba de nuestra benevolencia.
 
Dada en Roma, junto a San Pedro, el día 26 de Diciembre, año de 1910, octavo de Nuestro pontificado. PAPA PÍO X.

NOTAS
[1] Constitución “Nuper ad Nos” (16 de Marzo de 1743), que prescribe otra Profesión de Fe para los orientales.
[2] Alocución “Si fuit in re” (13 de Diciembre de 1880) a los Cardenales reunidos en el Vaticano. Publicada en Acta Sanctæ Sedis, tomo II, pág. 179; cf. Carta Apostólica “Præclára Gratulatiónis” (20 de Junio de 1894), en Acta Sanctæ Sedis, Tomo XIV, pág. 195.
[3] Decreto de la Congregación General de la Sagrada Romana y Universal Inquisición (24 de Enero de Enero de 1647).
[4] Cf. Benedicto XIV, Constitución “Etsi Pastorális” (26 de Mayo de 1742) para los ítalo-griegos, que declara írrita la confirmación conferida por el simple sacerdote de rito latino en virtud de la sola delegación del obispo.